10 días de mochilera. Día 4.

Ahora si me dedico a recorrer la casa tranquilamente y a fotografiarla. Vuelvo al principio, a la puerta que me da la bienvenida, y a las cervezas decorativas que un día alguien dejó allí. Vuelvo de nuevo a visitar mi “planta frozen”, sigue siendo bonita, aunque anoche lo era más.