10 días de mochilera. Día 9.

03 Junio. Día 9. Provincia de Málaga

Dejamos la casa, y con ello dejamos Granada y nos dirigimos para Málaga. Pero no, no la tocaremos, sólo estaremos en su provincia. Hoy toca….. EL CAMINITO DEL REY. Tenemos todos muchas ganas porque hemos oído hablar del lugar: de su belleza, de su altura de vértigo, y de su camino… Sólo David lo conoce y nos habla de un camino dificil, sin cuerdas y parece ser que peligrosillo. Que ganas! jajaja

Casi llegamos! Las indicaciones o mejor dicho el punto de información no está muy bien que se digan y las pocas monitoras a las que se le podía preguntar contestaban de mala gana alegando que ellas no eran un punto de información… Al final y tras perder el aliento llegamos. (menos mal que a los españoles no se nos define por la puntualidad).

Nos dan los cascos, los auriculares y ya estamos listos para la visita guiada en inglés con acento andaluz. Jaja. La verdad era que ese acento y ciertas palabras españolas metidas en la conversación, hacían que volvieramos a centrarnos en la escucha. Vaya 3 que íbamos descojonaos.

La verdad es que las vistas eran impresionantes, pero lo del vértigo… discrepo. Para mi gusto, se ha convertido en una atracción muy turística. Pero la verdad es que ver el camino antiguo acojona. Un camino estrecho pegado a la pared de la montaña y sin ningún tipo de protección. Quizá eso fuera demasiada aventura ¿?

Tras esta experiencia, nuestro cuerpo nos pide comidaaaaaaa… así que cogemos el coche y nos vamos a Ronda. Allí les enseño el funcionamiento de “Los 100 montaditos” y acompañados de unas buenas “Radler” nos relajamos en ese bello pueblo. No se que tiene que me atrae. Tengo un “Déjà vu” con ese puente… puede que en otra vida haya estado allí… quién sabe?

Damos una mini vuelta por allí y prometemos volver al día siguiente. Aunque no sin antes… detenernos a echarnos unas risas…

Ahora es el momento de buscar nuestro nuevo sitio para dormir! Hoy toca fábrica.

Fue una noche un tanto raruna, nos echamos unas cerves, unas risas, miramos al cielo estrellado pero el polvo de la fábrica que habíamos previamente levantado nosotras al limpiar el suelo (si, nos pusimos a limpiar) hizo aflorar la alergia que estaba escondida en nosotras…

 https://www.youtube.com/watch?v=dX3k_QDnzHE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s