Salir de la zona de confort – 38

Capítulo 38. (05 Agosto)

Hoy estoy feliz, hoy tengo de nuevo la visita de mi tío y mi prima. Además, hoy hace el nuevo plan de trabajo donde pone el horario, la tarea y los días libres. Cruzo los dedos para que no me toque otra semana de Housekeeping (HK). Lo siento por María y Dorina, pero necesito cambiar, volver a servicios. El trabajo de HK me agota física y psicológicamente.

A media mañana miro el móvil a ver si dice mi tío algún plan y… tengo un mensaje de mi prima. No pueden venir. Ella se ha caído y se ha hecho daño en la rodilla. No es nada grave, por suerte, pero necesita reposar.

Pero como en la vida no todo pueden ser noticias malas, tengo una buena. La semana que viene vuelvo a trabajar en el servicio. Yeah! Algunas compañeras dicen “vaya que mal, la semana que viene tienes que empezar a trabajar a las 6 am”, pero lo que ella no parecen ver es que a las 14.30 ya he terminado. Maravilloso. Y jueves y viernes libro.

Cuando por fin salgo de trabajar, estoy muerta. Los pies me palpitan. Pero necesito salir al exterior. Llevo 2 días sin salir y me mente y mi cuerpo lo necesitan. Y hoy lo necesito y mucho: salir, despejarme, y dejar de darle vueltas a la cabeza.

 

Salgo sin rumbo pero con cámara, agua, tortitas de maíz y el ebook. También aprovecho para practicar efectos de seda en el agua. Diafragma cerrado, ISO bajo, y dejo el obturador abierto. Lo único que falla es el trípode, pero busco apaños. XD.

 

Y en el camino me voy encontrando sorpresas: un caracol gigante pegado a una rama, cabras que intentan atacar a los transeúntes, un tronco de un árbol que a mi modo de ver parece una mano anormal gigante, una cara de un hombre con bigote en una roca… vamos, las cosas mas normales del mundo…XD

 

Además, llego hasta un punto que señala “panorama”, ósea que hay un lugar con buenas vistas, así que allá voy. Y vaya vistas, que bonito.

 

Cuando hago fotografías de paisajes, me acuerdo de lo que me dijo una vez mi profesora: que mis fotografías no tenían alma. Vamos, que no hay gente. Y por ello, y dado que este caminito lo hice solita, como todos los que hago, aquí van 2 selfies. El normal, y el de “estoy empezando a perder la cabeza” jajaja

 

Luego de vuelta para casa, el cielo me espera para darme la bienvenida. Oh la la! Ven aquí 55-250!

 

La verdad es que es imposible no hacer fotos con este paisaje.

 

Esta canción la escuché el otro día con mi prima en su coche, y ella se sorprendió de que yo la conociera, y yo me sorprendí de que a ella le gustara. XD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s