Salir de la zona de confort – 31

Capítulo 31. (29 julio)

Ya es sábado, por fin! Y el tiempo se alegra también de ello. Puedo ver como las nubes empiezan a dispersarse, vuelve el sol = FELICIDAD.

 

Hoy estoy de nuevo en servicio, o como decimos aquí en Frühstück = desayuno. Hoy había mucha gente, y también mucho estrés. Para colmo, ha vuelto el “listo” de turno. Pero ya he visto de que pie cojea. No es que se haga el listo, es que no es avispado, y es un poco vago. Entre atender a los clientes y organizar el Spülmaschine = lavavajillas, en mi mente sólo había hueco para una canción “Dame veneno que me quiero morir”. No es necesario ponerla, se que algunos ya lo habrán leído con la música de fondo, y es una canción que puede permanecer en la mente durante todo el día, algo así como lo que pasa con la de “Des-pa-ci-to”. Lo bueno de ese día es que atendí a un cliente que se parecía a Josh Duhamel (no era, obviamente, ni su mujer era Fergie), pero de algo hay que alimentarse… XD

A las 14.30, digo un “hasta luego Lucas” (nunca mejor dicho, ya que el avispado se llama así) y me piro. Ducha, mochila y cámara. ¡Vámonos! Hoy toca München, me voy a pasar el día allí con mi tío y mi prima. Y mañana libro, así que el finde promete. El tren va lleno. Parece que todos han tenido la misma idea.

Aprovecho el viaje para leer el último capítulo de “Aprende a promocionar tu trabajo”. Capítulo 10: Persiste en tu empeño.

 

Una de los títulos dice “Vete para poder volver”. Amén.

Ya he llegado a Múnich, a esa bonita ciudad, con edificios, iglesias, arcos y sobretodo gente, mucha gente. Mucho ambiente.

 

Desde Karlplatz vamos hacía Marinplatz.

 

 

Y vamos paseando tranquilamente de un lado a otro, pasando por Mercedes para ver aquellos coches que nuestro bolsillo no quiere ni puede mirar, y nos vamos encaminando hacia el English Garden.

 

De camino pasamos por Odeonplatz, y resulta que hay fiesta del vino = Weinfest. Disfrutamos unos minutos de la música en directo…

 

y nos adentramos en la naturaleza del English Garden

 

 

Llegamos a la zona de Surf, un lugar diferente y referente para los que disfrutan de practicar este deporte y para los que les gusta disfrutar de un pequeño espectáculo. En el canal, entre varias corrientes y bajo uno de los puentes, se encuentra este lugar. Hasta la parada de metro le hace nombre.

 

Tras esto, dimos una vueltecita por allí, disfrutando del buen día.

 

Y nos fuimos a casa de mi prima a descansar, reponer un poco de fuerzas e irnos después a cenar.

Como se ve, Luna estaba ya kao.

 

Luego nos fuimos a comer a Hans im Glück, un sitio de hamburguesas que está genial. Sólo existe en Múnich, al menos de momento. Y luego de esto fuimos al aeropuerto a recoger a una nueva trabajadora española y para Tranreut, a dormir. Mañana más.

Y para terminar, escribo aquí algo que estaba en la habitación de mi prima y me gustó:

“LIFE ISN’T ABOUT WAITING FOR THE STORM TO PASS. IT’S ABOUT LEARNING TO DANCE IN THE RAIN”

La canción de hoy es “Das Geth ab”, una canción que ponían, hace algunos años, en los bares cuando salíamos de fiesta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s