Salir de la zona de confort – 23

Capítulo 23. (21 julio)

Día libre! Me voy de senderismo dirección Neureuth (Bayernweg). Tiempo estimado, 1 hora. Pero mi cámara y yo sabemos que se nos hará más largo, pero lo disfrutaremos mucho.

Mientras iba andando, miro hacia arriba y veo algo azul moviéndose. “Mierda, humanos!” y efectivamente, no uno ni dos, ni tres, muchos! Pero es que el día lo merecía. Según el tiempo llovería para las 7 de la tarde,  tengo tiempo de sobra.

Otros días hago un post que es prácticamente una historia y apenas hay fotografías, mientras que otros días podría hacerlos tan sólo con fotos. Éste es uno de esos días. Ayer disfrute de mi soledad pese a que estaba rodeada de viandantes. Ayer fue uno de esos momentos que se basan en sentir y no en llenar la mente de pensamientos.

Ésta fue mi ruta. Éste fue mi viernes libre.

Salir de la zona de confort-23- Esther HC - 01

Dirección Neureuth.

 

Disfrutando del bosque, de su silencio, de su vida. Es un placer contemplarlo y vivirlo.

 

Y llego hasta un punto de descanso. Con un curioso… banco? han hecho una silla de un tronco y pone “Me”. Y aquí acaba la ruta que seguía hacía Neureuth (Bayernweg). Así que sigo por donde pone simplemente Neureuth.

 

Y bueno, decir que aunque hubieran ciertas zonas curiosas de descanso, no las hacía. Solamente me detenía para hacer fotos.

 

Los árboles de principio a fin.

Salir de la zona de confort-23- Esther HC - 21

Estoy a punto a punto de llegar. Ya veo un claro…

 

Y solo me queda atravesar tooooodo ese camino hasta llegar a la cima!

 

Y… ¿qué hay arriba?

 

Una pequeña capilla y un restaurante con unas maravillosas vistas.

 

Helles + Breze + Sonne + Ausblick = Perfekt

 

Y ¿después? Todavía es pronto. Vamos a hacer otra ruta. Gindelalm (a 30 minutos). Y justo entonces me encuentro con mis amigas las vacas.

 

Y con otros animalitos…

 

Seguimos caminando. Otra pequeña ruta preciosa que también acaba en otro restaurante.

 

 

 

 

 

Hay cosas que no pueden faltar… Aquí me tomo una Weissbier. Quizá era demasiado tomar dos cervezas casi seguidas pero… ERA MI DIA LIBRE!

 

Y aunque la ruta podría haber seguido tanto como quisiera, lo cierto es que siempre hay que pensar en la vuelta. El cielo todavía estaba despejado, pero era consciente de que el mal tiempo se acercaba y ello implicaba además de lluvia, oscuridad en el bosque… y vaya, que me fui pronto y se notaba el cambio de temperatura.

 

Llego a casa justo a tiempo. A las 17 horas acababa de llegar a casa y empezó a caer la del pulpo! Menos mal que soy previsora, y no me fío de lo que dice el tiempo.

 

Y aquí termina mi día. La canción que pongo a continuación, aunque no le pega con lo vivido hoy, debo ponerla. RIP Chester.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s